viernes, 31 de agosto de 2007

COLOQUIO INTERNACIONAL Y HOMENAJE A FRANCOIS CHEVALIER

Coloquio internacional: Las escuelas historiográficas de Francia y México;
circulación, recepción, y debates. Homenaje a François Chevalier.
Congreso y coloquios.
4 y 5 de septiembre de 9:30 a 19:00
Instituto Francés de America Latina (IFAL) ubicado en Río Nazas N° 43
Colonia Cuauhtemoc, Mexico D.F.

¿Quién es François Chevalier?

El historiador François Chevalier, nacido en 1914 es uno de los grandes
especialistas franceses de México y de los países andinos. Su tesis, La
formación de grandes dominios en México, tierra y sociedad en los siglos
XVI-XVIII, publicada en 1952 tuvo, en su tiempo, mucho éxito en el marco
historiográfico. Inscribiéndose en la esfera de influencia de los Anales,
François Chevalier da pruebas de una gran originalidad en cuanto a los temas
abordados y en cuanto a los métodos utilizados. Es, desde los años
cincuenta, uno de los grandes investigadores de los cambios y las
problemáticas en América Latina.

Efectuó la mayor parte de su carrera como director del IFAL en México, así
como de la Casa de Velázquez en España y del IFEA en Perú, instituciones en
el seno de las cuales contribuyó al brillo intelectual francés.

François Chevalier se situó en la encrucijada de dos movimientos de
renovación, por un lado, el de la búsqueda histórica que bajo el impulso de
la escuela de los Anales, invierte en un continente latinoamericano todavía
muy desconocido, por otro lado, el de la diplomacia francesa que intenta
revalorizar la imagen debilitada de Francia en la región. La especificidad
de los aportes metodológicos de François Chevalier es marcada gracias a la
importancia que otorga al trabajo de campo que permite un entendimiento
particular de ciertos fenómenos intraducibles en los archivos, así como
también a la exigencia de la interdisciplinariedad y el comparatismo con el
fin de dar cuenta de la complejidad de un acontecimiento. En el momento de
sus estancias prolongadas en América latina, François Chevalier constituyó
una biblioteca personal cuyo valor es inestimable para los americanistas ya
que numerosas obras no existen más que en ejemplar único.