martes, 25 de marzo de 2008

ASALTO Y ASESINATO DE INVESTIGADOR DEL COLMICH

EXIGIMOS JUSTICIA

La comunidad de estudiantes y profesores del Centro de Estudios Históricos
de El Colegio de Michoacán lamentan hondamente el asalto y asesinato del
doctor Conrado Hernández López en las calles de la ciudad de México, el
pasado miércoles 19 de marzo del presente año. Exigimos de las autoridades
de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (Fiscal de Homicidios
Gustavo Salas y procurador Rodolfo Félix Cárdenas) una pronta y expedita
investigación que haga justicia ante esta irreparable pérdida.
El doctor Hernández López hizo sus estudios de licenciatura en Historia en
la UAM-Iztapalapa y obtuvo un reconocimiento a la mejor tesina en el área de
Ciencias Sociales y Humanidades bajo la dirección de Jan Patula. Sus
estudios de maestría en Historia los realizó en la Facultad de Filosofía y
Letras de la UNAM. El doctorado en Historia lo llevó a cabo en el Centro de
Estudios Históricos de El Colegio de México. Desde hace varios años se
desempeñaba como profesor-investigador del Centro de Estudios Históricos de
El Colegio de Michoacán. Obtuvo su grado de doctor en 2001 con una tesis
titulada "Militares conservadores en la Reforma y el Segundo Imperio,
1857-1867".
Recibió múltiples e importantes reconocimientos por su trayectoria
académica. Era miembro del Sistema Nacional de Investigadores. En 2007 se
hizo acreedor al premio Edmundo O'Gorman otorgado por el INAH en el área de
historiografía y teoría de la Historia por su trabajo "Edmundo O'Gorman.
Idea de la Historia, ética y política". Coordinó y editó dos textos
fundamentales para la historiografía contemporánea: "Tendencias y corrientes
de la historiografía mexicana del siglo XX" e "Historia y novela histórica".
Fue miembro fundador de la revista "Topodrilo" de la UAM-Iztapalapa.
Subdirector de la revista "Metapolítica". Desde enero de 2007 se desempeñaba
como director de la revista "Relaciones. Estudios de Historia y Sociedad" de
El Colegio de Michoacán.
A lo largo de su vida intelectual, dedicada a la docencia, la investigación
y la difusión de la Historia y la cultura, nos contagió de su espíritu
creativo y su pensamiento ágil y crítico. Sentimos no sólo la pérdida de un
gran historiador y maestro sino de un entrañable amigo. Con su obra
académica y su estatura intelectual, la presencia de Conrado permanecerá con
nosotros por siempre.

Verónica Oikion
voikion@colmich.edu.mx